miércoles, 10 de febrero de 2010

Tutorial: Como convertir un corcho infantil de un gusto dudoso en un corcho un poco más vistoso

Hace poco os enseñaba la fresquera que había restaurado Hanna.
Ahora ha conseguido reutilizar un corcho que tenía por casa, y me apunto la idea. Antes y Después/Before and After, Reciclado, Restauración, corcho para notas
Antes y Después/Before and After, Reciclado, Restauración, corcho para notas
Porque con un poco de tela.
Antes y Después/Before and After, Reciclado, Restauración, corcho para notas
(No sé si yo hubiera elegido esa tela, pero lo importante es la idea)
Antes y Después/Before and After, Reciclado, Restauración, corcho para notas
Antes y Después/Before and After, Reciclado, Restauración, corcho para notas
Queda genial! así evitas tirarlo, y sobretodo, vuelve a ser útil.
Antes y Después/Before and After, Reciclado, Restauración, corcho para notas
Se me ocurre que se peude volver a utilizar como corcho para notas, o como marco para poner abalorios, como este o este que os enseñé hace tiempo.
Antes y Después/Before and After, Reciclado, Restauración, corcho para notas
Antes y Después/Before and After, Reciclado, Restauración, corcho para notas
Si os gusta la idea, se me ocurre que en los chinos venden por nada corchos de estos con un marco finito... verdad?

9 comentarios:

eltallerdemarta dijo...

verdad!!en los chinos siempre hay de todo, mi corcho y mi pizarra blanca son de los chinos!
me gusta tu blog!

La Douce dijo...

¡Adiós, osito azul!
¡Pobre! Te han cambiado por una piel de cebra psicodélica...
¡Que seas feliz allí donde estés!

La Douce dijo...

¡Osito Azul!
¿Gusto dudOSO?
¡A vistOSO no te ganaba nadie!

María dijo...

hola marta! a mí tb me gusta el tuyo!
la douce! jajaja q risa!

Montse dijo...

Yo tambien cambiaria la tela,pero muy chic.

I love mum! dijo...

Yo he hecho esto con el mio. A ver si encuentro un hueco y le hago fotos.

xiqueta dijo...

Queda muy chulo! (a mi sí me gusta la psicodelia, jajaja!!)

La Douce dijo...

Blue bear, don't be blue!

Ven a habitar mi corcho, osito azul.
Yo te acojo en mi morada.
Fresca leche, rica miel y salmones a tu antojo...
¡No te faltará de nada!
Podrás dormitar en las hojas mullidas del otoño,
o yacer en mi regazo.
¡Déjame ser tu almohada!
Osito azul...

María dijo...

que bonito... pero llegas tarde, ya no hay osito azul! ;(

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin