martes, 8 de marzo de 2011

Antes y después de un espejo, unas mesitas de noche y un armario empotrado

Creo que fue el viernes cuando os enseñé el cambio en la habitación de Bea empezando por la cómoda verdad?
Ahora os enseño como transformó las mesitas de noche
El espejo
Y los armarios, que previamente pintó de blanco ( creo que estaban en u color vainilla o similar..

7 comentarios:

lole dijo...

Le ha quedado una habitación preciosa! El año pasado también pinté mis muebles wengué del dormitorio en tonos grises y la diferencia de luminosidad es abismal! Besos

Mer dijo...

Creo que el cambio ha sido claramente a mejor. Yo antes tenía toda la casa wengué y... ¡¡¡"nunca mais"!!! Es un color triste que cansa. Ahora vuestro dormitorio es mucho más luminoso y elegante. Eso sí: yo añadiría algo de color a los complementos (cojines, marcos de fotos...) para contrastar, ya que es un color al fin y al cabo sobrio. Prueba con el amarillo, es una sugerencia...

Ana Matesanz Checa dijo...

madre mia! Lo que una alfombra puede desencadenar. Ha quedado muy bonito!

Piluka dijo...

Vaya cambio, ha quedado precioso, mucho mas romantico y luminoso!
Besicos

tránsito inicial dijo...

Yo el armario empotrado lo hubiera dejado en blanco, pero aun así el cambio a mejor es abismal. Enhorabuena.

just-us dijo...

El cambio es genial y a mejor. La luminosidad que gana! Nunca pensé en pintar muebles así, al parecer tan nuevos da pena!

Queta dijo...

Una chulada de cambio, además los colores le dan mucha paz al dormitorio. Un 10!!!

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin