miércoles, 23 de noviembre de 2011

Antes y después de una silla infantil

Elena ha tenido una sobrinilla, Gadea, y este fin de semana que la vió, le regaló la silla de mimbre que os enseño
Me encantan estas sillas, ella la compró en una tienda de sillas de mimbre en Madrid, el tamaño más pequeño que encontró
La pintó de blanco, y aunque su idea era forrarla con comics, al final se le echó el tiempo encima
Y en vez de eso, le pegó unas mariposas de madera en rosa que parece que van a echar a volar
Gadea todavía es muy pequeña, pero a nada que se pueda mantener en una silla, seguro que está encantada
Seguro que es el tamaño perfecto para la mesa básica de Ikea de 10€, Lack? No me acuerdo del nombre y para una habitación infantil, está fenomenal

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin