viernes, 27 de marzo de 2015

Buscando la grifería perfecta

Decidiendo qué grifos poníamos en casa, tenía clarísimo que el de la cocina sería de los altos, con el caño en forma de U. El que tengo en la casa de ahora era recto y la boca acababa un pelín por encima del fregadero, así que para cosas sencillas como llenar la jarra de agua, o fregar alguna cacerola, fatal… tengo siempre que levantarlo un poquito y, conclusión:  llevo 3 grifos en 4 años porque se terminan rompiendo. Que es otra de las cosas a tener en cuenta… A lo mejor por ir siempre al grifo más económico, me ha pasado lo que me ha pasado. No sé.
El caso es que para la casa nueva quería que los grifos de la cocina y del baño fueran Grohe, que es una marca alemana que garantiza calidad y durabilidad.
Aunque al final he elegido otro modelo con mousseur extraíble, que ya os enseñaré, hoy quería hablaros de este otro que me encantó, super encantó: se llama Minta Touch y es redondito, muy discreto y con la tecnología EasyTouch que... ¡Tachán! Si vas con las manos sucias, ¡no hace falta que abras el grifo!  Basta con tocar ligeramente cualquier parte del caño con el dorso de la mano, la muñeca o el antebrazo y… ¡el grifo se enciende automáticamente!



Para el grifo del baño estuve dudando entre el modelo que he cogido y el Essence. Tenía claro que lo quería pequeño y práctico: que quede mono, que ofrezca suficiente espacio debajo del caño y que evite salpicaduras (dentro de lo posible, claro).



1 comentario:

cuca dijo...

Grohe es una marca buenísima. Y es lo que tú dices, al final si te vas a los grifos baratillos acaban rompiéndose, o teniendo que cambiar alguna pieza... En mi casa tenemos Grohe y la verdad es que merece la pena, además de diseños muy chulos son buenísimos!!!
Me ha encantado ese que al contacto ya sale agua, es muy práctico!!

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin